Los microordenadores Atari

Los microordenadores Atari

Natàlia Cervelló Fenollar

Todo empezó con un ingeniero eléctrico y apasionado de los videojuegos, Nolan Bushnell, que decidió con un compañero de trabajo, Ted Dabney, abrir un negocio que en un principio iba a dedicarse a los videojuegos. Con esta idea en mente y 500 dólares, crearon Syzygy, un momento… ¿no vamos a hablar de Atari?, y así es, al final resultó que ese nombre ya estaba escogido, así que Bushnell pensando en un nombre fácil de recordar, y le vino a la mente Atari. Ahora que tenían un nombre había que empezar a fabricar dinero (esa era su mayor objetivo).

Sobre el nombre y el logo Atari, saber que este viene de una palabra de origen japonés. Se trata de una palabra empleada para designar algo parecido al “jaque” del ajedrez en el juego de mesa japonés denominado Go. Su logotipo también fue creado por la influencia japonesa del nombre, las tres barras están basadas en la forma del monte Fuji.

La empresa empezó trabajando para máquinas recreativas, con ello Nolan Bushnell creó el juego Pong, inspirado por otro juego parecido que simulaba el tenis de mesa. El Pong se convirtió en un juego muy conocido en todo el mundo y con él consiguieron el que sería su primer éxito.

Ted Dabney situado a la izquierda y Nolan Bushnell a la derecha. Están posando con la máquina arcade de su primer juego, el Pong.

En el video de abajo podemos observar este juego, inspirado en el Ping-Pong.

Los ordenadores Atari

Ahora nos vamos a centrar en los microcomputadores creados por esta empresa. Estos empezaron en 1979 cuando Atari decidió entrar en el mundo de los ordenadores domésticos, creando los microordenadores Atari 400 y Atari 800. Fueron una revolución de los ordenadores de 8 bits, disponían de características técnicas superiores a los de los ordenadores que había en el mercado, entre los que destacaban el Apple II y el Commodore PET. Sus diferencias notables respecto a otros microordenadores radicaban en sus circuitos integrados específicos, el CTIA/GTIA para los gráficos, POKEY para la generación de audio y control de teclado y ANTIC que se encargaba del texto.

No fue hasta 1983 cuando diseñó uno de los microordenadores más conocidos de la marca, el Atari 800XL, con 64KB de memoria RAM, una mejora en el teclado y una nueva apariencia exterior, distintiva de la serie XL. El intérprete del lenguaje Atari BASIC estaba incluido en el sistema, con ello podías hacer tus propios programas y juegos sin necesidad de insertar un cartucho especial (en los microordenadores anteriores se necesitaba). De esta serie también se sacaron el Atari 600XL (con menos memoria RAM) y el Atari 1200XL (solo en Estados Unidos). Para estos modelos era necesario el uso de un cartucho traductor para poder usar los juegos de los Atari 800.

Programa sencillo en Atari BASIC que nos muestra la respuesta al saludar, dependiendo de la elección.

Este ejemplo se ha programado en un emulador de las máquinas de 8 bits de Atari.

 

Con la compra de la empresa por parte de Jack Tramiel, que fue el fundador de la empresa Commodore International, la empresa dejó de fabricar los ordenadores de la serie XL, en su lugar empezaron otra serie de ordenadores de 8 bits en 1985, la serie XE, y otra de 16 bits, la serie ST. De estos ordenadores podemos destacar el Atari 520ST, que disponía de una nueva interfaz gráfica de usuario llamada GEM, parecida a las que usaban los ordenadores de Apple. También es el primer ordenador en incorporar entrada/salida de sonido llamada MIDI, este hecho hizo que muchos músicos se interesaran por estos ordenadores. Durante los siguientes años se sacaron otros modelos de la serie ST con distintas modificaciones sobre el primer modelo.

Finalmente la empresa se arriesgó diseñando modelos de ordenadores de 32 bits, los Atari TT030 y Atari Falcon 030, muy buenos para trabajar con gráficos y sonido. Traían muchas mejoras que les hacían superiores a sus competidores, pero como siempre, los productos Atari no conseguían obtener el éxito que esperaban. También por esta época se lanzó un ordenador portátil de 16 bits, el Atari Portfolio.

Publicidad

Los anuncios televisivos ayudaban a la venta de sus productos, los que estaban dirigidos a los microordenadores y a las consolas nos mostraban a familias entera que se reunía frente al ordenador para poder disfrutar de los juegos en familia. Esto nos daba a entender que un producto de estas características hacía que la familia se juntase, bien para estar todos juntos jugando en el salón o para ayudar en las tareas y aprender con estos ordenadores. Algunos anuncios fueron patrocinados por deportistas famosos de la época, como el futbolista Pelé que apareció en alguno de ellos.

 

Anuncio para publicitar juegos y programas de Atari
para sus ordenadores.

En el una hija y su madre juegan a juegos educativos
en su ordenador de la marca Atari, y así las dos
aprenden mientras juegan. También se muestra como
se inserta un cartucho con un juego en el ordenador.

 

Cuando sus microordenadores estaban ya en el mercado, se empezaron a lanzar revistas para el usuario de Atari, estas pretendían ser un apoyo para quien empezaba a usar estos nuevos sistemas, y en su interior mostraban programas y juegos, listando las instrucciones de los programas para que los usuarios los escribiesen y ejecutasen en su casa. De esta forma se podía trastear con ellos y mejorar su utilidad.

Dos de las revistas más significativas
sobre Atari en Estados Unidos.

Antic y A.N.A.L.O.G
se dedicaban a informar sobre los
ordenadores Atari de la generación
8 bits, proporcionando programas y
juegos a modo de lista de instrucciones,
para que los usuarios en su
casa pudiesen probar los programas
por ellos mismos y ver las
capacidades de su máquina.

 

Consolas y videojuegos

La empresa Atari tuvo su mayor éxito con uno de sus productos, que nada tiene que ver con el tema de los ordenadores del que hemos hablado. Atari empezó como empresa de máquinas arcade y con el juego Pong. Así que no es de extrañar que su fama llegase con una consola de videojuegos que fabricaron. Esta consola era la Atari VCS, más conocida como Atari 2600. En ella se insertaban mediante cartuchos los juegos, se conectaba a una pantalla de televisión y usando el "joystick" que venía en la caja se empezaba a jugar. Atari desarrolló muchos juegos para esta consola y unido a esto disponía de unas buenas prestaciones que le hicieron ganar muchos clientes.

Anuncio publicitario sobre la consola Atari VCS (Atari2600)

Con la pila de juegos que se ve a la derecha nos querían enseñar todos los juegos que tenían disponibles para esta consola.

Desde su inicio la empresa diseñó muchos juegos, algunos de ellos (como el Pong ya mencionado) que gustaron mucho a los usuarios de consolas, por ello estos clientes potenciales decidían escoger la Atari VCS antes que otra consola. Más adelante, como no había ningún control sobre las licencias de los juegos, otras empresas, e incluso Atari empezaron a sacar clones de juegos que ya habían creado otros, en busca de clientes.

Como curiosidad, probad a escribir “Atari Breakout” en la página de google imágenes y descubriréis una cosa interesante de esta página. Para los que queráis entrar directamente podéis hacerlo desde aquí: Atari Breakout

Juegos desarrollados por la empresa Atari,
entre ellos encontramos a la derecha el
Breakout y el Asteroids.

El Missile Command y el Centipede
también eran juegos muy conocidos.

Los ordenadores Atari hoy en día

En la actualidad si queremos volver a sentir como se usaban esos ordenadores, que ahora llamamos "retro", tenemos a nuestra disposición en la red una gran lista de emuladores que imitan el comportamiento de estas máquinas de antaño. Entre ellas podemos encontrar la Atari800Win Plus, con una interfaz muy fácil de usar y muy intuitiva, y que representa muy bien a los ordenadores de 8 bits que salieron entre los años 70 y los 80.

Otros emuladores interesantes son: Hatari, el Multi emulador M.E.S.S. (en el que se pueden encontrar otras máquinas), Javatari (online y disponible para poder jugar a juegos), Steem Engine, Droid800 (para dispositivos móviles) y muchos más disponibles en la red. La mayoría de estos emuladores son de código abierto, así que si eres de los que les gusta experimentar, puedes modificar el código y conseguir mejoras o actualizaciones de los emuladores.

En la actualidad, Atari es una filial de la empresa francesa Infogrames que se dedica a juegos de móviles y juegos online. Incluso han sacado una app para smartphones en la que puedes volver a jugar a los juegos que ya aparecieron en las consolas como la Atari 2600.. Podemos encontrar esto y mucho más en la página web de la empresa www.atari.com/es.