UNIVAC

El UNIVAC, el primer computador comercial de Estados Unidos

Diego García Garijo

UNIVAC es el acrónimo de Universal Automatic Computer, fue diseñado en la década de los años 50 del siglo XX por la empresa Remington Rand y es considerado el primer computador comercial desarrollado en Estados Unidos. Concebido por los pioneros informáticos John W. Mauchly y John P. Eckert, este computador estaba orientado a grandes empresas, tanto privadas como públicas, debido a su elevado coste y sus requerimientos de instalación. Con este computador, entre otras cosas, se elaboró el censo en los Estados Unidos del año 1951 y se predijo correctamente el ganador de las elecciones presidenciales en 1952. En ambas tareas el UNIVAC I, por aquel entonces una estrella mediática, demostró ser una máquina rápida y precisa.

Pantalla de inicio

Vista general de la instalación del UNIVAC

A la izquierda tenemos a Mauchly a los mandos del UNIVAC junto a dos operarios de la máquina.

 

Concretamente el UNIVAC empleaba alrededor de 5.000 tubos de vacío, cosa bastante novedosa ya que contrastaba a los casi 18.000 que usaba el legendario ENIAC, lo que le permitía que su tamaño fuera más reducido que la anteriormente nombrada. Sus dimensiones eran 3,00 x 4,20 x 2,70 metros, lo que la hacía relativamente pequeña para la época comparada con sus competidores en aquellos días. Los creadores de esta novedosa máquina fueron John P. Eckert y John W. Mauchly.

Pantalla de inicio

Los creadores del UNIVAC estudiando su nueva máquina

A la izquierda John Presper Eckert y a la derecha John William Mauchly

Esta máquina fue diseñada según el principio de programa almacenado, un concepto surgido durante el diseño del ENIAC, también construido por Eckert y Mauchly, y formalizado por el famoso físico y matemático John von Neumann. El modelo describe una arquitectura compuesta por una unidad de control conectada a una memoria, y esta memoria conectada a su vez con un dispositivo de entrada, otro de salida y una unidad aritmético-lógica, la cual se encarga de llevar a cabo las operaciones que van siendo almacenadas en la memoria recibidas por el dispositivo de entrada. Tanto el dispositivo de entrada como el de salida estaba constituido por cintas magnéticas.

Pantalla de inicio

Arquitectura del UNIVAC

Conversor de tarjetas perforadas a cinta

Computadora central

Panel principal

Dispositivos de entrada y salida

La memoria empleada en el UNIVAC fue de tipo línea de retardo, la cual era capaz de almacenar datos aprovechando el tiempo que necesita una señal para propagarse por un medio físico. Su composición estaba básicamente constituida por un tubo relleno de mercurio con un transductor piezoeléctrico en cada extremo.

Pantalla de inicio

La memoria del UNIVAC

En la imagen podemos apreciar la diferencia de tamaño con las actuales memorias y la complejidad de ésta.

La cinta magnética es un tipo de medio o soporte de almacenamiento de datos que se graba en pistas sobre una banda plástica con un material magnetizado, generalmente óxido de hierro o algún cromato. El tipo de información que se puede almacenar en las cintas magnéticas es variado, como vídeo, audio y datos.

Pantalla de inicio

El UNIVAC usaba cintas magnéticas.

Almacenaban datos de todo tipo y fueron muy novedosas para la época.

En cuanto a la programación se refiere, la unidad básica de la memoria del UNIVAC es la palabra. Una palabra siempre contiene 12 caracteres o dígitos. Hay 63 posibles caracteres disponibles, y cualquier combinación de 12 de estos 63 caracteres constituye una palabra. La memoria del UNIVAC tiene capacidad para albergar o recordar 1000 palabras, las cuales podríamos visualizar en cajas para una mejor comprensión, y cada caja contiene una única palabra con sus correspondientes 12 caracteres. Para hacer referencia a cada una de las cajas, utilizamos una dirección de memoria, donde cada posición es una caja y las cuales están numeradas desde la 000 hasta la 999.

Pantalla de inicio

Cajas de la memoria del UNIVAC

Como podemos apreciar en la imagen, se podían almacenar tanto números como letras y la cantidad total de palabras almacenadas ascendía a 1000, yendo de la 000 a la 999.

Empleando un simulador de UNIVAC, hemos llevado a cabo un programa que calcula el factorial de un número dado. En las fotografías inferiores podemos apreciar el código de dicho programa en lenguaje UNIVAC (imagen de la izquierda). La línea [000] contiene la instrucción necesaria para cargar el número 1 y comenzar con la multiplicación gracias a la instrucción L00 011. La segunda parte de la instrucción de esa celda es un simple salto. La [001], contiene la instrucción de multiplicación por el número almacenado en la celda [012] (el cual usaremos de acumulador para multiplicar por +1 cada vez) y guarda el resultado obtenido en la celda [013], que es la celda donde iremos acumulando el resultado del factorial. Una vez multiplicado, cargamos en rL el contenido de la celda [012] y en rA el contenido de la celda [010](donde tenemos el número del cual estamos calculando el factorial) mediante las instrucciones L m y B m respectivamente para, en la siguiente línea, comparar dichos registros mediante la instrucción Q00 009, la cual, si ambos registros son iguales, saltará a la línea [009] que es la encargada de imprimir el resultado por pantalla y parar la ejecución del programa. En caso contrario, el programa continua con normalidad en la línea [005], la cual carga el contenido de la celda [012] una vez más para sumarle 1 y poder así multiplicar por el número siguiente una vez se complete el bucle. Además cargamos el contenido de la celda [013] para mantener el registro rL actualizado. Por último, la línea [006] consta de una instrucción vacía y un salto incondicional, que redirige el código a la línea [001], haciendo que el código se ejecute recursivamente hasta que se complete la comparación de que el registro [012] y [010] sean iguales. En la imagen de la derecha podemos apreciar el debug del simulador, de modo que observamos los pasos que ha ido haciendo durante la ejecución.

Pantalla de inicio Pantalla de inicio

La repercusión social que tuvo el diseño y construcción de esta máquina fue desorbitada, sobre todo tras la predicción a presidente de los Estados Unidos de América en el año 1952. Los expertos en política más relevantes de la época apostaban con toda seguridad por el candidato demócrata, y durante la elección se hizo un programa especial, donde la Remington Rand pondría a prueba su nueva máquina y mostraría todo su potencial al público. Introdujeron multitud de datos de elecciones pasadas al UNIVAC y con tan solo el 7% de los votantes, éste ya predijo una victoria aplastante del candidato republicano sobre el demócrata. Tras este escándalo, los productores de la cadena ordenaron a la Remington Rand que modificaran los programas del UNIVAC para que estimaran que la victoria sería del candidato demócrata y así asemejar los resultados a los que afirmaban los expertos políticos. Al acabar las elecciones, se comprobó que el UNIVAC estaba en lo cierto y el candidato republicano fue el ganador, por lo que tuvieron que pedir disculpas a la audiencia y admitir que habían hecho trampas en la predicción del UNIVAC. Aquí comenzó la era del miedo a las computadoras, ya que, según afirmaba la gente, una predicción tan exacta y con tan pocos datos solo podía ser obra de seres de otro planeta.

Pantalla de inicio

Charles Collingwood, Eckert y un operario del UNIVAC I la noche de las elecciones.

El presentador de la cadena donde se emitió el resultado de las elecciones a presidente de los Estados Unidos no podía creer la predicción del UNIVAC.

Durante la elaboración del UNIVAC I hubo un tema que dio mucho de qué hablar dentro de Remington Rand: ¿cómo venderían semejante máquina y la harían viable comercialmente hablando? Se comentaba que la máquina era demasiado grande como para poder hacerla comercial, demasiado cara tras su finalización, debido a que se había presupuestado algo muy lejano a la realidad, y que las probabilidades de que se vendiera lo suficientemente bien como para que la empresa tuviera beneficios eran más bien remotas. En este vídeo se detalla cómo publicitaron la máquina y una prueba de su potencial en Nueva York.

Video publicitario del UNIVAC

Muchas gracias por tu tiempo y espero que hayas disfrutado con el UNIVAC.