Historia del Ordenador Personal

Durante la década de los años 70 del siglo XX tiene lugar la aparición, auge y consolidación del mercado del ordenador personal. El instante en el que esta etapa se inicia puede fijarse en 1977 cuando aparece lo que la revista Byte tituló como “La Trinidad de 1977”. Apple, Commodore y Tandy Corporation, comienzan una carrera para introducir el primer ordenador personal comercial de éxito en el mercado. Respectivamente, se presentan el Apple II, el Commodore PET y el TRS-80. En paralelo, cabe destacar la aparición del IBM Portable Computer de 1975. A pesar de que tenía un peso de casi 25kg, se consideraba portátil porque pesaba menos que el resto de ordenadores de la época. Es en 1981 cuando IBM, presentando el IBM PC (y el IBM PC XT en 1983), diversificó sus líneas comerciales centrándose también en el mercado del computador personal.

La aceleración del proceso de creación del IBM PC supuso una falta de registro de patentes, con lo que tras un proceso de ingeniería inversa, aparecieron los IBM PC clónicos, que utilizaban el mismo SO que el IBM PC, MS-DOS de Microsoft.

Por su lado, Apple presenta en 1983 el Apple Lisa, el primer ordenador comercial con interfaz gráfica de usuario, y un año más tarde el Macintosh, el primer ordenador con una interfaz gráfica basada en Ventanas, Iconos, Menús y Punteros. Aunque no fue un éxito en el momento de su lanzamiento, sí lo obtuvo en los años siguientes.

En los años 80 los IBM PC clones dominaban el mercado y la respuesta de IBM a la aparición del procesador Intel 80386 fue tardía. El Compaq Deskpro 386 lideró en 1986 y un año más tarde, el IBM System/2 no obtuvo el éxito esperado. El éxito de clónicos del IBM PC supuso el declive de Apple (así como de IBM).

En estos años los avances técnicos permiten repensar el concepto de ordenador portátil. A partir de 1991, Apple, repiensa su gama de portátiles presentando con éxito los PowerBook. IBM presenta su ThinkPad, el portátil que más éxito tuvo.

En 1994, con objeto de diversificar la oferta, Apple presenta los Power Macintosh y los PowerPC, orientados a la empresa, siendo la primera opción entre los profesionales creativos y diseñadores gráficos.

En 1986, después de ser forzado a abandonar Apple, Steve Jobs funda NeXT con un grupo de exempleados de Apple. El NeXT Computer supuso un pleito con Apple y provocó que NeXT sólo pudiera comercializar WorkStations. El NeXT Computer y sus sucesivas actualizaciones fueron todo un éxito, siendo el NeXT Cube la máquina en la que Tim Berners-Lee creara el primer servidor web en el CERN.

Tras la compra de NeXT y la vuelta de  Steve Jobs a la dirección de Apple en 1997, se presenta el iMac G3, toda una revolución que salvó a Apple de la bancarrota y que supuso el inicio del fin de los discos flexibles. Todos los conceptos del NeXT Computer se traspasaron a la línea Power Mac que duró, bajo tal nombre, hasta el Power Mac G5 de 2003. En 2005 IBM vendió su división dedicada a los ordenadores personales comerciales a Lenovo, centrándose en el mundo profesional y en la investigación y desarrollo. Mientras, Apple continuó lineas de producto dedicadas al ordenador personal (iMac) y al mundo profesional (Power Mac y Mac Pro).

A principios de siglo, Apple provoca una serie de cambios en la informática personal debidos al lanzamiento de nuevos productos. Así, presenta en 2001 el iPod, con el que llegó unos años más tarde iTunes y un nuevo concepto de mercado, primero de música pero pronto también de software. En enero de 2007 Steve Jobs presentaba el iPhone, que se convertiría en el teléfono móvil más vendido de la historia, y en 2010 el iPad. Ambos productos cambiaron la visión de la informática personal, convirtiendo el teléfono y la tableta digital en los productos que sustituirán, en la mayoría de los casos, al ordenador como herramienta para el acceso a los servicios y aplicaciones, e iniciando lo que la prensa especializada tituló como “la era post-PC”.