El comptómetro

El comptómetro, la primera calculadora mecánica impulsada por tecla

Joan Antoni García Canut

El comptómetro que fue la primera calculadora mecánica impulsada por tecla, fue patentado durante el 1887 en Chicago (Estados Unidos) por Dorr Eugene Felt. Este invento fue todo un avance para el cálculo del comercio ya que era una calculadora capaz de realizar cálculos rápidamente mediante la pulsación de diferentes teclas al mismo tiempo utilizando tantos dedos como los que fuesen requeridos. Fue la primera calculadora mecánica en construirse a gran escala industrial gracias a su simplicidad de uso, rapidez y fiabilidad suficientes para aportar beneficios económicos significativos con el tratamiento de datos empresariales. Tuvo una gran aceptación extraordinaria exportándose por todo el mundo.

 

Felt

Dorr Eugene Felt (1862-1930)

El comptómetro estaba inspirado básicamente por la maquina de tecla pulsada de Thomas Hill, patentada en los Estados Unidos en 1857 y por la Pascalina que fue inventada por Blaise Pascal. Sólo cambiando las ruedas de entrada de la Pascalina por las columnas de teclas de Hill, el comptómetro fue inventado. La principal similitud entre la Pascalina y el comptómetro era el uso del complemento a 9 en las operaciones de restar.

 

Modelos

Al largo de su vida, Dorr Eugene Felt patentó gracias a su socio Robert Tarrant una gran variedad de modelos de comptómetros, desde el más primitivo y básico hasta el más sofisticado. La gran cantidad de modelos estaban formados por teclas de 8, 9 0 10 columnas. Por otra parte habían modelos con teclas formados por 12, 16 hasta incluso de 20 columnas. Un comptómetro con más de 10 columnas estaba fabricado para poder realizar cálculos con monedas esterlinas, monedas de la India y longitudes y pesos universales. Por otra parte, las tres columnas de la derecha tenían las teclas hasta el número 11, todo esto para realizar cálculos con peniques y centavos. A continuación se detallan los modelos más importantes:

 

 

La caja de macarrones

A este modelo se le denomina caja de macarrones porque su carcasa estaba formada por una caja de macarrones. Las teclas eran pinchos de carnicería, las guías principales formadas por grapas de herrería y una variedad de bandas elásticas que se utilizaban para los muelles. En la siguiente imagen se puede ver el modelo más primitivo de un comptómetro:

 

la-caixa-de-macarrons

El modelo más primitivo de los comptómetros formado por una caja de macarrones.

El modelo de la carcasa de madera

Este modelo fue fabricado durante los años 1887-1903. Es el modelo más simple y primitivo de los comptómetros de esta familia. Toda su carcasa es de madera tal como indica su nombre, las teclas tienen forma octogonal y están recubiertas de metal. Además tenía incorporada una palanca para reiniciar los registros a cero. Esta idea quedaría implantada para los demás modelos posteriores. En la imagen siguiente se puede ver este modelo:

 

comptòmetre-amb-carcassa-de-fusta

El modelo con la carcasa de madera mas simple de los comptómetros.

Modelo B

En este apartado podríamos incluir los modelos A, C y D que son más o menos parecidos al modelo B. Por esto, con sólo detallar el modelo B los demás ya quedan incluidos. A diferencia del modelo anterior que estaba formado por una carcasa de madera, el modelo B está formado por una carcasa de hierro. Justo bajo de las teclas con el número 1 hay incorporados unos indicadores decimales con el número de columna a la que pertenecen. Además, unos inhibidores de restas que se utilizaban en operaciones de restas y así evitaban el préstamo de una resta.

 

comptòmetre-model-b

El modelo B con la carcasa de hierro.

Modelo J

En este modelo podríamos incluir también los modelos E, F y H ya que la principal características que tienen en común es la tecla controlada (Controlled Key). Es un mecanismo que consiste en detectar y corregir pulsaciones incompletas de teclas, por ejemplo no pulsar la tecla hasta el final de su recorrido. Este mecanismo bloqueaba todo el teclado menos la columna y tecla donde se había producido el error. Una vez detectada la tecla causante del error, se volvía a pulsar de manera correcta y se pulsaba un botón denominado botón de liberación. Cuando el error estaba resuelto de podía volver a la operación anterior. Estos modelos tienen el botón de liberación situado al lado de la tecla número 9 de la primera columna.

 

mecanisme-controlled-kley

El botón de liberación permite reanudar la operación después de corregir el error de pulsación de tecla.

Otros cambios importantes respecto a los modelos anteriores fueron el logotipo del comptómetro dibujado en la parte frontal y posterior, la instalación de señales táctiles y visuales (al pulsar las teclas y poner registro a cero). Estas nuevas características, mejoraron la velocidad y precisión del operador. La imagen siguiente muestra el modelo J:

comptòmetre-model-j

El modelo J de la imagen pertenece al museo de informática.

 

Modelo K

Este modelo eléctrico fue introducido durante la mitad de la década de 1930 y tuvo un éxito notable, ya que los modelos mecánicos eran muy fáciles de operar y menos costosos de mantener. La principal diferencia respecto a los anteriores modelos es el cambio de su diseño de carcasa exclusivamente para acomodar los cambios necesarios del mecanismo eléctrico. Todas las restantes características que se pueden encontrar en este modelo son las mismas que en los modelos anteriores.

comptòmetre-model-k

El modelo K fue el primer modelo en incorporar un mecanismo eléctrico.

Modelo M

Fabricado justamente antes de la Segunda Guerra Mundial, el modelo M tiene un nuevo diseño de carcasa de la caja con una forma más simétrica y redonda. Además, la carcasa está recubierta de metal y pintada de color verde oscuro.

comptòmetre-model-m

Se puede observar el primer registro marcado con color rojo.

A diferencia de los anteriores modelos que tienen la palanca para reiniciar los registros a cero al lado de la carcasa, en este modelo se encuentra también a la derecha pero en la parte superior del comptómetro. Los registros que no se utilizaban cuando se realizaban cálculos quedaban ocultos mediante unas persianas con el relieve de un cero. El primer registro a partir de este relieve estaba marcado con color rojo.

Modelo 3D11

Durante la primavera de 1950, Felt & Tarrant fabricaron el modelo 3D11 como sucesor del Modelo M. Tenía un mecanismo de control de errores rediseñado que permitía al operador mantener sus dedos sobre las teclas cuando se corrige un error. En otras palabras, el mecanismo de control de errores funcionaba de manera pseudo-automática. El estilo de la caja no cambió gran cosa respecto a la carcasa del modelo M y la carcasa del modelo 3D11 era más ligera.

comptòmetre-model-3d11

Imagen del modelo 3d11 junto a un manual de instrucciones para realizar operaciones.

Modelo ST

El modelo SuperTotalizer fue fabricado en la década de 1930 y consistía en un registro total secundario extra ante el registro total primario. Este modelo no sólo era capaz de contar rápidamente grandes cantidades de números, también era capaz de realizar cálculos paralelamente en los dos registros totales al mismo tiempo. Para reiniciar los registros del SuperTotalizer se realiza tirando de la palanca de metal pequeña de la parte delantera a la izquierda.

comptòmetre-model-st

Dos registros totales para poder realizar cálculos a la vez.

El registro frontal se puede activar de forma independiente con el fin de acumular el total de una serie de cálculos. La parte frontal de la caja es 7.62 cm más grande para poder acomodar el mecanismo adicional.

Operaciones

Para poder realizar operaciones en un comptómetro primero tenemos que saber cuáles son las piezas que se utilizan a la hora de realizar operaciones como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Las imágenes siguientes muestran estas piezas:

tecles

Las teclas están formadas por dos números: Los grandes se utilizan para cualquier operación y los pequeños se utilizan en operaciones de restas y divisiones.

restadors

Los inhibidores del resto se utilizan para eliminar el préstamo en operaciones de restas.

 

indicadors-decimals

Los indicadores decimales se utilizan en operaciones con decimales y también en las divisiones para separar el cociente del resto.

Sumas

Para realizar cualquier suma sólo tienes que pulsar las teclas que deseas sumar y el resultado total se mostrará el registro. Así de fácil:

suma

Introducimos en el comptómetro el primer número (123). Introducimos en el comptómetreoel segundo número (789). El resultado total de la suma se muestra en el registro.

Restas

Para restar primero introducimos el minuendo deseado. Activamos el inhibidor del resto en la primera cifra del minuendo y luego utilizamos el complemento a 9 (números pequeños en las teclas) cuando introducimos el sustraendo. La última cifra del sustraendo la introducimos pero restándole 1.

restar

Restamos 876-543: Introducimos el minuendo al comptómetro y activamos el inhibidor de la resta en la primera cifra. El siguiente paso es introducir el sustraendo pero con los números pequeños de las teclas. Hay que tener cuidado en la última cifra del sustraendo ya que se tiene que introducir restándole 1.

 

Multiplicaciones

Las multiplicaciones sólo son repeticiones de sumas pero con desplazamiento de columna si es necesario. A continuación un ejemplo:

multiplicar

Multiplicamos 258 x 32: Primero introduciremos dos veces cada cifra del multiplicando.

multiplicar

Multiplicamos 258 x 32: Desplazamos una columna a la izquierda y introducimos 3 veces cada cifra del multiplicando. El resultado total se muestra en el registro.

 

Divisiones

Para las divisiones también se utiliza el complemento a 9 igual que en la resta. No se utiliza el inhibidor de la resta pero sí el indicador decimal, para saber el cociente y el resto. Este es el ejemplo:

dividir

Introducimos el dividendo (225) al comptómetro y activamos el indicador decimal situado en la primera cifra del dividendo. A continuación introduciremos varias veces el divisor (53) con los números pequeños hasta que el número del dividendo sea menor a 53. Hay que tener cuidado en la última cifra del divisor ya que se tiene que introducir restándole 1.

dividir

Llegamos a divisor = 13, por lo tanto es menor que 53 y termina la división. El indicador decimal separa el cociente (4) del resto (13).

Instrucciones

  1.  Pulsar la bandera verde para ejecutar el emulador del comptómetro. Para finalizar, pulsa el botón rojo.
  2.  Pulsar en Un poc d’història para descubrir una pequeña parte de su historia.
  3.  Pulsar en Instruccions para conocer la información básica para realizar operaciones en el comptómetro.
  4.  Pulsar en Començar para ejecutar el comptómetro y comenzar a calcular.
  5.  Para reiniciar los registros del comptómetro a cero, sólo tienes que pulsar la palanca de reiniciar o bien pulsar la tecla de espacio en tu teclado.

  • Para acceder a la página del emulador en la web de Scratch pincha en el siguiente enlace: COMPTÓMETRO